¿Quién no pisa la playa en verano? Es un clásico, pero más allá de la típica foto de las piernas morenitas al sol, algunos vamos más allá, buscamos horizontes, elementos que cuadrar, recovecos en las rocas y los más atrevidos buscamos un buen enfoque a un par de metros debajo del agua con nuestra cámara deportiva.

Hoy vamos a traeros los 5 errores más comunes que hacen nuestros “fotógrafos” de verano:

  • Horizontes inclinados.

Es el error más común y el que más se puede apreciar en  las fotos, y la solución más efectiva es activar la rejilla que viene por defecto en vuestra cámara móvil.

  • No cuidar el fondo.

Por mucho que nos centremos en un elemento, tenemos que tener en cuenta lo que le rodea siempre, dado que un mal fondo nos puede arruinar la fotografía.

  • La luz.

Como es de esperar, la luz juega siempre un papel importante en la fotografía de playa. Puede ser una gran aliada o tu peor pesadilla.

  • Las fotografías aburridas.

Para que tu imagen no sea aburrida, debes fijarte en todo tu entorno y encontrar ese “algo” diferente a lo demás, un patrón, colores que resalten sobre el entorno, etc.

  • No cuidar vuestro equipo de fotografía.

Esta es la cima del error en la fotografía, dado que todos los otros tienen una solución u otra, pero el mal mantenimiento de tu equipo fotográfico y sobretodo la arena de playa puede costarte muy caro. Así que ya sabes, una buena mochila habilitada y tu equipo siempre cerca, dado que en la playa, una cámara es un caramelo para las personas a las que le gusta lo ajeno.